Consejos

5 consejos para el almacenamiento de productos químicos

5 consejos para el almacenamiento de productos químicos 1

El almacenamiento de productos químicos y su transporte siempre implican riesgos en sí mismos además del contacto con otros materiales. El almacenamiento de productos químicos incorrecto o cualquier fallo pone en peligro la integridad de la empresa que almacena y de sus trabajadores.

Por todo ello es fundamental ser muy cuidados y cumplir una serie de consejos y normas de precaución a la hora de almacenar productos químicos así como trabajar con ellos. Estas normas y consejos de prevención son para garantizar la seguridad del personal y de las instalaciones utilizadas. Para ello vamos a seguir las directrices publicadas en el boletín oficial del estado en el Real Decreto 656/2017.

1.  Almacenar los productos químicos clasificados y por separado

Parece lógico que lo primero que debemos tener en cuenta a la hora del almacenamiento de productos químicos es que se realice por separado del resto de mercancía. Así evitaremos posibles problemas en caso de incendio, derrames corrosivos y tóxicos. Además, al separar los productos químicos previenes la incompatibilidad de los productos.

Para una gestión eficaz en el almacenamiento de productos químicos tienes que clasificarlos por su forma, (liquido, gas o sólido), su comportamiento y su aplicación química. Además deberían estar asilados en una zona de fácil acceso en el caso de incendio o derrame para poder actuar con rapidez y precisión.

2.  Estar preparados y prevenidos ante derrames de productos químicos

Una de las medidas más importantes durante el almacenamiento de productos químicos es evitar la rotura de recipientes o cualquier derrame que pueda producirse. Evitar los riesgos es muy importante cuando se trata de productos químicos.

Cuando hablamos de derrames, no solamente es que se rompa un recipiente, también se incluyen salpicaduras o goteas que puedes producirse durante su manipulación. Tienes que evitar el contacto entre sustancias, sobre todo ácidos con bases.

3.  Sistema de ventilación eficaz

Un buen sistema de ventilación mantiene la seguridad para evitar vapores tóxicos y mantener una atmosfera limpia, optima para trabajar. Es un medida básica que evitar incendios y explosiones en el caso de producirse un derrame.

Junto al sistema de ventilación adecuado siempre debes tener en cuenta los cambios de temperatura bruscos ya que estos pueden afectar a los productos químicos almacenados. Tanto temperaturas muy altas como muy bajas pueden alterar la composición de un producto químico. Por ello es especial que junto al sistema de ventilación incluir un sistema de control de temperatura. Todos sabemos que un calor excesivo en un líquido puede hacer pasar a gas que puede ser muy inflamable y romper el contenedor donde se encuentra.

Un buen sistema de ventilación tiene que evitar la formación de atmósferas inflamables, tóxicas y/o peligrosas.

4. La zona de almacenaje debe ser resistente al fuego

Algo básico e imprescindible para poder almacenar productos químicos de forma totalmente segura es que sea resistente al fuego. Estos recintos deben tener un sistema de cierre homologado resistente al fuego. El sistema eléctrico debe ser resistente al fuero y antiexplosiva y contar con los medios necesarios frente a los incendios.

No solo la zona de almacenaje debe ser resistente al fuego, los recipientes donde se encuentran los productos químicos deben contar con todo tipo de protección contra los incendios y que sean resientes al calor.

5.  Formación del personal para almacenamiento de productos químicos

El personal que trabaja con productos químicos tienen la obligación de estar formados sobre el comportamiento de los productos con los que trabajan, ya sea en el transporte como en la manipulación. Debe conocer los riegos a los que están expuestos y tener instrucciones de actuación adecuadas en caso de emergencia.

El personal del almacenamiento, en su plan de formación, recibirá instrucciones específicas del almacenamiento sobre:

  • Propiedades de los productos químicos que se almacenan, su identificación y etiquetado.
  • Función y uso correcto de los elementos e instalaciones de seguridad y del equipo de protección individual.
  • Consecuencias de un incorrecto funcionamiento o uso de los elementos e instalaciones de seguridad y del equipo de protección individual.
  • Peligro que pueda derivarse de un derrame o fugas de los productos químicos almacenados y acciones a adoptar.

Entradas relacionadas