Productos, Tecnicas

Tipos y usos de lijas para la pintura

Tipos y usos de lijas para la pintura 1

La lija es uno de los materiales básicos y más utilizados en el área de pintura. Es muy importante el conocimiento de los materiales que las componen, así como sus funciones específicas para poder seleccionar la lija correcta para cada tipo de trabajo. La selección de una lija adecuada, nos asegurará unos resultados óptimos y nos evitará futuros dolores de cabeza.

La lija se define como un material que incorpora un abrasivo duro, capaz de arrancar mecánicamente parte del substrato/material sobre el que se aplica, la condición necesaria para que se produzca este arranque mecánico es que la dureza del abrasivo de la lija sea superior a la dureza del substrato/material sobre la que se aplica.

El artista tiene una amplia gamma de lijas a los mejores precios del mercado

Uso de la lija en  el área de pintura:

  • Eliminación de material. Las lija de alto poder abrasivo son utilizadas para la eliminación de material como medio mecánico, gracias a las lijas podemos eliminar capas de óxidos superficiales, eliminar pinturas, partes metálicas de las piezas, etc…
  • Promotor de adherencia. Las lijas con un alto-medio poder abrasivo son utilizadas para rayar la superficie del substrato con objeto de crear superficies rugosas, favoreciendo el anclaje y la adherencia de las futuras capas de pintura.
  • Alisado de superficies. Las lijas de alto-medio poder abrasivo son utilizadas para el desbarbe y alisado de las masillas, también son utilizadas para dar formas a piezas enmasilladas.
  • Preparación de superficie previa a la aplicación de las capas de pintura final. Las lijas de medio-bajo poder abrasivo se utilizan para alisar y eliminar defectos (especialmente en pinturas intermedias o selladoras) previo a la aplicación de la capa de acabado, mejorando la estética de la capa final de pintura.
  • Reparación de defectos en pinturas. Las lijas de bajo poder abrasivo son utilizadas durante el proceso de reparación de defectos como piel de naranja, polvo, descolgados, incrustaciones, etc…

La lija se compone de los siguientes elementos:

  1. Soporte
  2. Adhesivo
  3. Abrasivo

El soporte de la lija es el medio por el cual se ubican y apoyan los granos abrasivos, existen diferentes tipos de soporte para las lijas como papel, tela, fibra, plástico, espuma y malla.

La elección del tipo de soporte de la lija está en función del tipo de trabajo a realizar, si queremos alisar superficies planas enmasilladas utilizaremos lijas con soporte de papel dado su economía, si queremos lijar superficies redondeadas utilizaremos lijas con soporte de espuma dado su alto grado de flexibilidad idóneo para trabajar con curvas, por lo contrario si queremos eliminar partes metálicas, cordones de soldadura o eliminar óxidos superficiales necesitaremos lijas con soporte de fibra debido a su alta resistencia a la abrasión.

Adhesivo

El adhesivo o pegamento es el material que permite fijar el grano abrasivo sobre el soporte, a la vez que mantiene los granos abrasivos unidos entre sí, es por ello que el adhesivo o pegamento de la lija se aplica en dos capas:

  • Capa 1 –Se utilizan adhesivos de origen sintético, los cuales son muy resistentes a la temperatura y a los esfuerzos mecánicos, suelen ser adhesivos de epoxi o fenólicos, estos tipos de pegamentos se utilizan para fijar los granos al soporte.
  • Capa 2 – Se utilizan adhesivos de origen natural, los cuales son menos resistentes que los adhesivos de origen sintético, estos tipos de adhesivos se utilizan para mantener los granos unidos, si la lija ha se utiliza para el arranque de metal se utiliza adhesivos de origen sintéticos con la finalidad de soportar las altas presiones y temperaturas a las cuales se somete el abrasivo.

Abrasivo o Mineral

El abrasivo o mineral de la lija es el elemento que realiza el arranque del material sobre la superficie que se aplica.

En función del origen del abrasivo que contiene la lija, podemos clasificar el amplio abanico de minerales existentes en el mercado en:

  • Abrasivos de origen natural como el Sílice, esmeril, granate o el diamante
  • Abrasivos de origen sintético como el Corindón u óxido de silicio y el carburo de silicio

Para los trabajos realizados en el área de pintura generalmente siempre se utilizan y se aconseja los abrasivos de corindón (óxido de aluminio), para el tratamiento de materiales como el mármol o la piedra se utiliza abrasivos de carburo de silicio, los abrasivos de diamantes son utilizados para trabajar con metales de una alta dureza.

Con objeto de poder indicar para cada trabajo y material el tipo de lija a utilizar, las lijas se codifican como PXXXX donde P indica que es una lija y XXXX es un valor numérico comprendido entre 16 y 4000 que indica el tamaño del grano abrasivo y el poder abrasivo de la lija.

A menor número de grano indica una abrasión mayor, por ello para el lijado de superficies enmasilladas se utilizan lijas bastas P80 y para la reparación de defectos como motas de polvo o piel de naranja se utilizan lijas ultrafinas P3000.

[custom_products_category per_page=»10″ title=»Lijas en el artista» product_cats=»lijas» show_thumbnail=»1″ show_title=»1″ show_short_desc=»1″ show_sku=»0″ show_price=»1″ show_label=»1″ show_label_title=»0″ show_rating=»1″ show_categories=»0″ show_add_to_cart=»1″]