Consejos, Tecnicas

Cómo eliminar moho de las paredes

Eliminación de moho y hongos en el interior

El moho además de desagradable, puede ser peligroso para la salud si se encuentra en grandes cantidades. La presencia del moho nos da la pista de problemas más graves en como la infiltración del agua.

Vamos a centraremos en resolver el problema del moho en las paredes. La solución tiene dos partes, control de la humedad y eliminación del moho. El control de la humedad es sin duda la más complicada de las dos partes sobre todo dependiendo de la situación de la humedad. La limpieza a menudo se puede hacer con un poco de lejía, agua y un poco de paciencia.

El artista te explica paso por paso como quitar el moho de las paredes. Además tenemos el surtido de productos al mejor precio del mercado para terminar con el moho.

El moho y los hongos

El moho es un organismo vivo puede crecer y desarrollarse en cualquier parte que haya humedad, sobre todo cuando no se evita su crecimiento durante largos períodos de tiempo.

El moho suele aparecer sobre todo en paredes, techos y pisos. Sobre todo, en áreas tales como sótanos, paredes de ducha o en los marcos de las ventanas. Áreas con excesiva concentración de humedad.

Generalmente tanto el moho como los hongos, son a todos los efectos, considerados generalmente lo mismo. La palabra moho se utiliza de forma genérica para describir los problemas de hongos y humedades en casa. Sin embargo algunos mohos pueden ser altamente tóxicos para las personas.

El moho puede causar reacciones alérgicas, asma y problemas respiratorios especialmente en niños pequeños, ancianos y personas con enfermedades respiratorias.

Control de la humedad

Lo primero que hay que decir es que no hay forma de eliminar el moho y las esporas de moho en el interior para siempre. La clave para controlar el moho es controlar la humedad.

Control de humedad:

  • Problemas de fugas: Arregla las fugas tan pronto como las encuentres. Un sótano con fugas o un techo con goteras haría que en las áreas anegadas creciera el moho. Repara las fugas o goteras inmediatamente. Cualquier material que esté húmedo debes limpiarlo y secarlo dentro de las 24 o 48 horas para prevenir el crecimiento de moho. Si no lo haces y el moho se ha infiltrado, tendrá que eliminarlo siguiendo otros métodos para solucionar por completo el problema.
  • Controla la humedad interior: Si tu casa es húmeda será más probable que acabe siendo un refugio para las esporas del moho. Reduce la humedad aumentando la ventilación de tu casa. Ten especial precaución con los electrodomésticos como lavadoras o frigoríficos, así como en las esquinas de cuartos de baño y cocinas. Utiliza acondicionadores de aire y deshumidificadores.
  • Prevención: Aísla la condensación exterior de paredes, techos, ventanas y tuberías para reducir el potencial de la formación de humedad de la condensación.

Eliminación del moho de las paredes

  1. Prepara el área
    Generalmente el moho aparece en forma de manchas negras, blancas o azuladas en las paredes. También puede crecer en alfombras, muebles, papel o cartón. Renueva en la medida de lo posible los elementos afectados. Los muebles pueden ser recuperados con una buena limpieza, pero tendrás que deshacerte de ellos en en el caso extremo de estar muy afectados. Eliminando el moho de estos objetos, tendrás el camino abierto para poder combatir el moho de la pared.
  2. Limpieza
    El mejor producto más económico para acabar con el moho, es indudablemente la lejía. Combinado con un buen fregado es la mejor de las opciones además de la más económica. Mezcla una parte de lejía con tres partes de agua y aplícala usando un cepillo o una esponja de alta resistencia. Frota vigorosamente la pared hasta que las manchas de moho hayan desaparecido. En algunos casos, puede que tengas que dejar que la solución permanezca en la pared durante unos minutos para que penetre bien en su interior de las áreas infestadas. Muchas veces será necesario utilizar un limpiador específico de moho formulado y una solución de cloro con agua para rematar el trabajo.

eliminacion-moho

Para la limpieza de la pared se recomienda usar guantes de goma para protegerte las manos, y gafas de seguridad para evitar salpicaduras de lejía. Además sería conveniente en caso de que el proceso de eliminación se prolongara en el tiempo el uso de una máscara con respirador o mascarilla para protegerte de las partículas de moho que puede estar en el aire. También y si es posible, ventila la estancia mientras trabajas.

Debido a que vas a utilizar lejía o productos químicos comerciales para eliminar el moho, es necesario proteger las superficies circundantes para evitar posibles derrames o salpicaduras que pudiera causar daños. Cubre el suelo con cubiertas de plástico y con cinta adhesiva para que no se muevan.

Una vez limpiadas las paredes afectadas, sécalas con una toalla y revisa la superficie para asegurarse la completa eliminación del moho. Una vez limpia la zona no coloques muebles o objetos afectados por el moho para evitar un nuevo contagio a la pared.

Si después de una profunda limpieza sigue habiendo focos resistentes de moho, tendrás que eliminarlas mediante el uso de un removedor de manchas de moho.

Pintando la pared

Una vez bien limpia y seca la pared, procederemos a pintar nuevamente la pared. Se recomienda la disolución de un concentrado conservante anti moho en la pintura plástica  o la utilización de una pintura especial con conservante antimoho para aumentar la conservación de la pintura especialmente en zonas sometidas a condiciones que favorecen la aparición de moho.

healthyhome-threats-mold_s4x3.jpg.rend.hgtvcom.1280.960

Después aplica la pintura en la pared y déjala secar en el tiempo recomendado por el fabricante.

¡Listo! Ya nos hemos desecho del incómodo moho

Deja un comentario